Archivo de la etiqueta: yogur

Pastel de Alicia

¡Hola a todos!

El cuento de hoy es mi preferido, Alicia en el País de las Maravillas, tanto la primera parte como la segunda, Alicia a Través del Espejo, me las he leído más de 5 veces y siempre descubro alguna cosa nueva. Por eso, el postre tenía que ser especial :)

Alicia adora este pastel de colores con crema de yogur y recubierto de nata, es muy esponjoso, fresco, y para nada empalagoso, sino con un sabor muy suave. Os invito a todos a prepararlo ^^

 Los ingredientes que se necesitan son los siguientes.

Para el bizcocho  (he ampliado la receta tradicional para luego dividirlo en 3 bizcochos)

  • 4 huevos y 1 yema más
  • 1,5 yogur natural
  • 160 g de aceite girasol
  • 300g de azúcar
  • 300g de harina
  • 1 bolsita de levadura
  • 1 pizca de sal
  • 1 cucharada de vainilla
  • Colorante rojo y azul

Utensilios

  • 1 cuenco grande
  • 3 cuencos más pequeños
  • 1 batidor manual
  • 1 molde desmontable de un diámetro de 22cm aproximadamente.

 Para la crema

  • 6 hojas de gelatina transparente o blanca
  • 500g de yogur
  • 150g de nata liquida para montar
  • 100g de azúcar
  • Ralladura de limón
  • 300g de crema agria/crème fraîche/crema de leche espesa

Utensilios

  • 1 cuenco para la gelatina
  • 1 cuenco para mezclar la crema
  • 1 batidor manual
  • 1 cazo para calentar la gelatina

Para la cobertura

  • 300g de nata liquida para montar
  • 60g de azúcar
  • (Optativo: espesante)

Utensilios

  • 1 cuenco (metálico o de cristal preferiblemente)
  • 1 cuenco más ancho para poner debajo con hielo (para ayudar a montar la nata)
  • Batidor de varillas eléctrico

Bizcochos de colores

Para empezar, en un cuenco grande se cascan los huevos, se baten a modo tortilla y se añade un yogur y medio. Se bate y se añade el aceite. Se vuelve a batir y se incorpora el azúcar y la vainilla. En otro cuenco se mezcla la harina, la levadura y la sal. Luego se incorpora a la masa líquida y con un batidor manual se trabaja la mezcla. Se divide la masa en 3 (se cogen 2 cuencos más pequeños, y se aprovecha el que hemos estado usando, así que en total hay 3). Para repartirlo más o menos equilibrado, yo cojo una cuchara sopera y voy repartiendo la misma cantidad de cucharadas en cada cuenco (me salían unas 4-5 cucharadas soperas en cada cuenco, pero dependen de la cuchara). Luego se tinta la masa con los colorantes. Para hacer el lila puse rojo y dos gotitas de azul, el verde, con un poco de azul y el rosa con un poco de rojo, pero es mejor ir probando poco a poco hasta conseguir el color que os guste.

Se precalienta el horno unos 10 minutos a 180º. Luego se coge un molde de pasteles desmontable, se unta de mantequilla y ponemos el primer color. Para que no queden burbujas, se da unos golpecitos el molde contra la encimera. Se hornea unos 12-14 minutos a 180º, hasta que el cuchillo salga limpio cuando se pincha.

Se esperan unos 10 minutos para que enfríe, se lava el molde, y se vuelve a untar de mantequilla. Se pone la masa de otro color y se repite la misma operación hasta que se tengan los 3 bizcochos listos. Finalmente se dejan enfriar al menos 2 horas antes de montar el pastel con la crema.

Crema

Para hacer la crema, primero se coge un cuenco y se remojan las hojas de gelatina unos 5 minutos. En otro cuenco se mezcla el yogur, la nata líquida, el azúcar y se ralla medio limón. Luego se saca la gelatina sin escurrirla y se pone en un cazo a fuego lento para que empiece a deshacerse, en total unos 5-8 minutos. Se mezclan con la crema y se deja en la nevera entre 30 minutos- 1 hora para que cuaje.

Montar el pastel

Cuando la crema está cuajada y los bizcochos fríos, se coge el molde desmontable y se pone un bizcocho de base y luego se extiende la mitad de la crema de yogur. Se puede poner luego el otro bizcocho encima, pero yo primero lo dejé en la nevera 20 minutos para que cogiera consistencia. Luego se pone otro bizcocho encima y el resto de la crema. Y finalmente el último bizcocho. Se deja todo en la nevera mínimo 2 horas, o se puede dejar toda la noche y acabar la tarta el día siguiente.

Cobertura

Cuando ya está montado todo el pastel, con un cuchillo se despega el pastel de las paredes del molde y se desmonta. Con un cuchillo se puede ir mejorando los bordes, porque al quedarse pegado al molde queda algo feo. Para pasar el pastel del molde a otro plato, es mejor pasar un cuchillo largo como los del pan o algo así por si se ha quedado algo pegado y con mucho cuidado se pasa a otro plato. Para montar la nata, los ingredientes y los utensilios tienen que estar fríos, por eso se pone un cuenco con hielo debajo del cuenco donde se monta la nata. Así que se deja un rato los 2 cuencos y la nata para montar en la nevera y luego se saca. Se echa la nata en el cuenco y con las varillas eléctricas a bastante velocidad se va montado. Para ayudar a montar, cuando se llevan 2 minutos con las varillas, se hecha el azúcar y si tenéis espesante también, pero no es necesario si todos los recipientes están fríos. Cuando empiece a volverse sólido ya está listo. Por último, se recubre el pastel con la nata para taparla bien. Y para que no baje la nata, se puede guardar el pastel en la nevera 30minutos antes de servir. Y ya veréis que sorpresa se dan cuando cortéis un trozo :)

Espero que os haya gustado ^^

¡Hasta pronto, bon appétit!

15 comentarios

Archivado bajo Cuentos

Empanadillas dulces en 10 minutos

Hola de nuevo blogueros y blogueras, siento mi ausencia últimamente, pero es que este año estoy pillando todas las anginas, gripes, resfriados y no me dejan estar mucho en el ordenador… A ver si llega ya el calorcito y todo se vuelve de colores ^^

Aun así, no me he podido resistir a hacer una receta rápida, en 10 minutos, hoy os traigo unas empanadillas de frutos del bosque con yogur griego.

Para hacerlas se necesita:
· Masa para empanadillas, tipo la Cocinera
· Mermelada de frutos del bosque o cualquier mermelada al gusto
· Azúcar glas
· 1 yogur griego cada dos personas
· Frutos del bosque para decorar

Se rellenan las empanadillas con una cucharadita de café de mermelada en el centro de cada empanadilla. Con un tenedor las vamos cerrando bien para que no se escape la mermelada. Mientras se precalienta el horno a 200º y cuando se hayan hecho unas cuantas (unas 3 por persona) se ponen en un papel de cocina y al horno unos 6 minutos a 200º arriba y abajo. Por último se les da la vuelta durante 2 minutos para que se acaben de hacer por abajo. Se sirven en un plato con la mitad de un yogur griego por persona (con uno salen para dos) y algún fruto para decorar. Se puede sustituir la mermelada de frutos del bosque por mermelada de melocotón o albaricoque y alguna fruta, ya que combinan muy bien la mezcla de texturas. Bueno, bon appétit!

7 comentarios

Archivado bajo Postres en 10 min